Casado Sport Management

Cambios importantes en el F7 del Barça: las letras serán solo letras...

Plantillas mucho más equilibradas, y no habrá las distinciones de nivel, que hasta ahora marcaban las nomenclaturas

Xavi Vilajoana, Quim Estrada i Jordi Roura, se han decido a llevar a cabo unas ideas que se han ido madurando y puliendo durante meses

La mitad de la plantilla del Alevín B, irá al Promises

fcbarcelona.cat
Carles Aguilar|@charlyplanter | 23 Julio, 2020

Es época de cambios en las canteras, y el Barça no está excluido. Y si son en clave positiva, son bienvenidos, pero no siempre las partes implicadas los reciben con los brazos abiertos. Hace tiempo que se plantean una serie de sugerencias, ideas que se han puesto sobre la mesa, y después de algunas reticencias iniciales, al final han tenido muy buena acogida, y empezarán a implementarse a partir del curso 20-21; concretamente en el F7, que es la parcela "afectada"...

 

Equipos equilibrados,
sin distinciones de nivel
entre nomenclaturas


Como siempre, los A/B serán de 2º año, y C/D de 1º, tanto en alevines como benjamines. La novedad es que habrá mucha más igualdad entre plantillas. Ningún jugador tendrá "etiqueta" de mejor o peor, por la letra de su equipo. Hasta hoy, los A y C eran poco menos que intocables, mientras que los B y D eran los más "débiles" o menos potentes. Y esto se hacía muy duro, sobre todo en 3 momentos puntuales de la temporada. En el caso de los alevines, todos sabían -jugadores y familias- que el prestigioso torneo Promises, casi a final de temporada, estaba "reservado" solo al Alevín A... Este privilegio se acabará, y a los torneos importantes, de más renombre, irán una Selección de los dos alevines (A y B) -se pretende que al 50%-. De hecho, hay jugadores, de los etiquetados "top", que formarán parte de la plantilla de la Alevín B, o Alevín D -1er año-, y lo mismo para los benjamines. Así, la idea es que todos los jugadores, tengan la letra que tengan, estén siempre enchufados, y al 120%, si puede ser.

Siguiendo con los alevines, los que cada año dan el salto a F11, el número de bajas siempre es elevado, ya que hay que hacer un equipo de F11 con dos plantillas alevines, y se tienen que sumar los refuerzos de cada temporada... Pero las bajas, sean las que sean, son del alevín B en el 90-100% de los casos. Esto se habrá acabado con las plantillas equilibradas, y los del alevín A no tendrán garantizada la continuidad, solo por el hecho de ser "A". Y mirado desde el otro lado, los jugadores del Alevín B, dejarán de tener aquel "cartel" de que más de la mitad de la plantilla puede ser baja. Se trata de tener a los 25-26 jugadores de la misma generación, motivadisímos, contentos, involucrados, y mentalmente "tranquilos", pero a la vez tensionados por lo que representa el escudo...

Hay un último caso que se ha querido modificar, con la intención de mejorar y equilibrar plantillas: Es el del Benjamín D... Cada temporada se firman 11-12 nuevos prebenjamines de último año, que estrenan categoría benjamín en el Barça, y el 90-100% integraban la plantilla del Benjamín D, mientras que el C estaba formado básicamente por prebenjamines que ya llevaban un año en el club; jugadores con un año más de adaptación al juego, sistema, club, compañeros...., y esto hacía que la primera temporada del Benjamín D, todos ellos nuevos fichajes, fuera especialmente dura, por la falta de los aspectos antes citados, además de ser jugadores 1 año más pequeños que los rivales... Se aplicará pues, el mismo criterio: el 50% de las nuevas incorporaciones acompañarán al otro 50% que ya llevaba un año en el club, y se repartirán equitativamente entre el Benjamín C y el D.
 

Barça Escola, relación con
familias, comportamiento,
comunicado de bajas....


No acaba aquí el "lavado de cara" en el F7.... Desde el club, se entiende que el fútbol de iniciación es clave y vital dentro de la estructura de la cantera. Empezando por la captación, que es más determinante que en F11, y dónde más se tendría que atinar... La Barça Escola tendrá más protagonismo, con la idea de ser un poco, salvando las distancias, la cantera de la cantera. No se quiere que se escape talento de la Escola, sino que puedan tener continuidad en el club, y una de las fórmulas que se han ideado, es que mensualmente, una selección de los más destacados de cada generación, entrene con el fútbol formativo y/o jueguen amistosos; que estén más cerca y más controlados. De esta manera, se busca un vínculo  más estrecho y que el salto al formativo, sea más una transición, que un cambio "brusco"...

También se quiere "poner el acento a relación" las familias. Se busca que tanto jugadores/as estén contentos en el club, y no solo por vestir de azulgrana y lucir con orgullo el escudo, sino que se consideren "importantes" -dentro de unos límites- y por encima de todo, jueguen por placer, por divertirse, sin buscar solo el resultado como único objetivo innegociable, que no sientan la presión "en la nuca" por ganar... Esto ya vendrá si entrenan y juegan a gusto, y el resto también acompaña. Es importante que las familias sean partícipes de todo esto. Igual que, formadores -más que entrenadores- y coordinador, estarán presentes en su día a día, y también en los entrenamientos. Abrirán sus puertas, para que las familias puedan trasladarles dudas o preocupaciones, si son temas importantes. Y se pretende que se haga de forma fluida y natural.

El tema de las bajas de cada temporada, sin duda, es la parte más dura y desagradable que implica el cargo de Coordinador/Responsable, se ha detectado que también se podía mejorar, y en este sentido, se intentarán dar antes que las últimas temporadas, pero no solo se hablará con los casos de jugadores que no continúen; también se hará con el resto, para notificar a las familias, que el club cuenta con sus hijos/as, para que puedan estar más tranquilos, y liberados de los típicos nervios y preocupación en estos casos...

Para acabar, un tema que a menudo pasa desapercibido, como es el Comportamiento. Se tiene la convicción que el buen comportamiento, relacionado con la actitud, valores del club, compañerismo..., en los partidos, viajes, entrenamientos, o en el vestuario, se debe premiar de alguna manera: titularidad, dando el brazalete de capitán -será rotativo-, yendo a un torneo importante... Y en el caso contrario, lo mismo, pero al revés, se llamen como se llamen los jugadores, sean mediáticos o no. Además, en cada una de estas situaciones, se explicará los motivos...

Con todos estos cambios, o "lavado de cara", lo que se ha pretendido desde el club, ha sido ir todos de la mano con la misma idea, buscando un objetivo integral, que no puede ser otro que recoger algunas sugerencias, internas y externas, trabajar para mejorar diversos aspectos, y que las nuevas aportaciones en forma de opiniones, no caigan en saco roto. Los Responsables, los "padres de la criatura", han querido pulir algunos puntos y reforzar otros, incorporar variantes que ayuden, tanto a formadores, jugadores/se y familias, y reforzar el ADN Barça, partiendo de la idea matriz de juego identitario, y que todo ello refuerce el sentido de la frase "más que un club".


Añade tu comentario a esta noticia